Día Mundial de Acción por los TCA: mucho más que una figura o un prototipo

El Sexto Día Mundial de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) se celebra hoy, 2 de junio, con el propósito de crear conciencia acerca de estas enfermedades mortales, disminuir el estigma, abogar por tratamientos basados en la evidencia y la formación adecuada para los profesiones de la salud.

Desde el Centro Terapéutico Gaztambide17 consideramos que los TCA son “mucho más que querer tener una figura o una imagen determinada o encajar en un prototipo social».

Este año, el tema del Día Mundial de Acción por los TCA es “Equidad para los Trastornos de la Conducta Alimentaria” y pone especial atención en garantizar que las personas que sufren un trastorno alimentario reciban una atención, investigación y financiación equitativas y que haya un reconocimiento de que los TCA afectan a una población mundial diversa.

En ese marco, Mamen Bueno, psicoterapeuta humanista integrativa en el Centro Terapéutico Gaztambide 17, invita a abandonar la “mitología existente alrededor de los TCA como comportamientos relacionados con la superficialidad, con lo que tiene que ser la imagen o la necesidad de encajar en un prototipo”.

“Aunque parte de la superficialidad o de la parte visible de los TCA vaya enfocado a querer encajar en un prototipo determinado, curiosamente no hay prototipo de la gente que sufre un TCA: pueden ser mujeres y hombres, de diferentes edades, de condición sexual diferente. Hay ciertos factores que nos pueden hacer más vulnerables a desencadenar un TCA y según qué detonantes o disparadores puede hacer que se active o no se active”, asegura Mamen.

En ese sentido, Mariana Álvarez, dietista-nutricionista en el Centro Terapéutico Gaztambide 17, agrega que en general, la gente cree que la mayor parte de la población que sufre un TCA son adolescentes porque están en una etapa de búsqueda de identidad, pero lamentablemente hay pacientes niños y también personas adultas que cargan con este problema muchísimos años.

Por ello, al iniciar un proceso de pérdida de peso o cambios de hábitos de alimentación es necesario indagar sobre algunas cuestiones como: ¿De dónde viene esa necesidad de perder peso? ¿Para qué? ¿Qué circunstancias personales, familiares y sociales han acompañado a que tu decidas hacer una dieta? ¿Cuáles son las expectativas respecto al tratamiento?

Hay dificultades emocionales en respuesta a heridas relacionales. A veces, el trastorno alimentario es una respuesta a situaciones determinadas: la persona vio que era una manera de sobrevivir a un entorno determinado como un caso de abuso, trauma o si ha sufrido burlas por su tamaño corporal o su condición sexual. Es un mecanismo de defensa y la forma de abordarlo es muy diversa.

La nutricionista precisa que respecto a los factores de vulnerabilidad es importante destacar “las dietas restrictivas como uno de los principales desencadenantes de un TCA”.

“Cuando hablamos de las dietas restrictivas también hay que incluir las dietas de moda con el fin de conseguir un cuerpo para el verano, como puede ser la Operación bikini. Clasificar la alimentación en alimentos permitidos y no permitidos, o prácticas de moda como el ayuno intermitente o la dieta cetogénica, son estrategias que en sí mismas no representan un problema. Sin embargo, la información que hay alrededor de ellas no suele ser muy rigurosa, y la gente tiende a ponerlas en práctica sin tener una supervisión ni un asesoramiento adecuado», explica Mariana.

Los TCA afectan hasta 70 millones de personas en todo el mundo y tienen la tasa de mortalidad más alta de cualquier enfermedad mental. Los TCA no discriminan y afectan a personas de todos los géneros, edades, identidades raciales y étnicas, nacionalidades y estado migratorio, habilidades, tamaños y antecedentes socioeconómicos.