¿Por qué acudir a un dietista o nutricionista?

Un dietista o nutricionista es un profesional sanitario está capacitado para intervenir en la alimentación de una persona o un grupo de personas en diferentes ámbitos. A veces, surgen dudas sobre en qué casos es necesario hacer una consulta a un especialista de la nutrición. Mariana Álvarez Sánchez, dietista en el Centro Terapéutico Gaztambide17, recomienda visitar a un nutricionista cuando se produzcan situaciones en las que es necesario hacer un cambio con la forma de alimentación por la aparición de alguna patología o también cuando se quieran hacer modificaciones en cuanto a la forma de alimentarse o incluir nuevos hábitos.

Una vez que el paciente llega a una consulta de nutrición se diferencian tres etapas:

¿Qué hace un nutricionista por ti?

Cuando la persona llega a la consulta lo primero que se hace es una evaluación nutricional: ¿en qué situación llega el paciente?, ¿cómo se alimenta en la actualidad?, ¿y en el pasado?, ¿cuáles son sus hábitos de alimentación?, ¿y expectativas con respecto al tratamiento?.

Trabajo conjunto

Con toda esta información se crea una propuesta con objetivos claros para alcanzar esos cambios. Lo ideal es que este plan se haga de forma conjunta y que sea acordado, no que sea impuesto unilateralmente por el nutricionista. Hay que indagar a muchos niveles para poder adaptar esa pauta y que sea lo más personalizada posible.

El profesional sanitario debe adecuar esa pauta a la situación concreta del paciente teniendo en cuenta factores como su salud, la situación económica, la situación laboral, el estilo de vida, los gustos y sus preferencias.

Conseguir la adherencia al tratamiento

El nutricionista también propone estrategias y recursos para afrontar ese cambio, que en algunos casos puede ser muy radical, para que al paciente le sea lo más fácil posible afrontar esa pauta.

Según explica Mariana, es prioritario conseguir la adherencia al tratamiento para que el paciente no abandone. De esto se trata el éxito en un tratamiento nutricional: que el paciente pueda hacer ese cambio a largo plazo y lo pueda introducir en su vida como un hábito más. No sirve que se lleve adelante un par de meses y que después se termine abandonando.

En ese sentido, Mariana destaca la importancia de trabajar en equipo con otros especialistas, como puede ser el caso de un psicólogo o psicoterapeuta. “Si has decidido afrontar el cambio no solo con un dietista/nutricionista sino también con un profesional de la psicología hay muchas más posibilidades de éxito porque se unen dos estrategias y el paciente se siente realmente cuidado y apoyado”, concluye Mariana.

Si tienes dudas sobre cualquier aspecto y cómo podríamos ayudarte, puedes escribirnos a info@gaztambide17.com