¡Felices fiestas!

El Solsticio de Invierno y la Navidad nos visitan, tiempo natural y cósmico y tradiciones arquetípicas humanas se hacen ahora protagonistas dentro y fuera. La invitación y la promesa es siempre la misma: que la vitalidad y el amor nos transformarán en la medida en que sintonicemos y nos entreguemos con su ritmo y energía natural.

Este es el momento en el que la oscuridad decide ir cediendo a la luz. Este es el momento en el que el frío del invierno que comienza nos va llamando a la retirada, al fuego y al calor de lo interno, lo familiar, lo nutritivo y sostenedor. Este es el momento de hacer transición, de hacer balances y de empezar a ilusionarnos con lo que nace. ¡Entreguémonos y dejemos que nuestra alma y corazón participen, lo están deseando!

No es casualidad que los tiempos liminales o de transición estén marcados por una suspensión de parte de la estructura de nuestra vida cotidiana. Se abre temporalmente la posibilidad de una forma diferente de relacionarnos con nuestros problemas y dificultades, la invitación a experimentarnos en otros registros, de darnos permisos. Ahora es tiempo de conectar con la ilusión y la magia de la infancia, de decorar e iluminar todos los espacios, de regalar y regalarnos, de simplemente dejar cosas atrás, de soñar en vez de planear, de ser irremediablemente atraídos por los lazos que nos unen…

Seamos amorosos con todas nuestras partes, también las pródigas y las pesadas… Ya vendrán momentos de trabajarlas de otra manera ¡Hagámosles hoy una fiesta! Cantemos a nuestras madres y padres, a todos aquellos que siguen con nosotros y a los que ya no están. Profundicemos en una sonrisa o en alguna de nuestras lágrimas. Contemos nuestras historias y nuestros sueños y escuchemos las de nuestros seres queridos. Que cada luz de color, cada nota musical, cada sonrisa, brillen especialmente.

Desde Gaztambide 17 os deseamos una Navidad llena de Navidad, un comienzo de invierno al abrigo de nuestros corazones, y un inicio de Año lleno de sueños y no de listas. Y os agradecemos la confianza con corazón, y todo lo que nos honra, enriquece y transforma el pequeño tiempo liminal que creamos juntos semana tras semana.

¡Feliz Navidad!
¡Feliz Solsticio de Invierno!
¡Feliz Año Nuevo!