Día Mundial de la Obesidad: riesgos y enfermedades asociadas al sobrepeso

El Día Mundial de la Obesidad está pensado para que se reconozca la problemática que existe a nivel mundial por los riesgos y enfermedades que se encuentran asociados al sobrepeso y la obesidad.

Desde Gaztambide 17, nos unimos a la visibilización, pero, sobre todo, queremos apoyar a aquellas personas que llevan toda su vida sufriendo los estigmas que acarrea este problema.

Como profesionales que acompañamos a nuestros/as pacientes en la  gestión de sus emociones y la mejora de su estilo de vida en el caso de la unidad de nutrición, abogando por el cuidado integral de la salud, sabemos lo difícil que puede resultar en algunos casos, sino en todos conseguir resultados y mantenerlos en el tiempo.

Nos han vendido que el problema del sobrepeso se resuelve rápida y fácilmente “comiendo menos y moviéndose más” y nada más lejos de la realidad. A día de hoy se han estudiado cerca de 100 factores que influyen en los problemas de peso por lo que reducirlo a dos (alimentación y movimiento) es intentar tapar el sol con el pulgar.

La obesidad es una problemática que a nivel social aún está muy mal vista y todavía existen profesionales que lejos de ayudar al paciente a abordar el problema, acaban agravándolo y no ofrecen la empatía y dedicación necesaria para el acompañamiento de tan difícil situación.

Si decides en algún momento buscar ayuda para mejorar tu estilo de vida, ten en cuenta que es un proceso largo, complejo y es importante que te rodees de profesionales que puedan ayudarte desde el respeto absoluto, sin estigmas, sin presiones y sin objetivos imposibles o muy difíciles de alcanzar.

Recuerda que, en la problemática del sobrepeso o la obesidad, simplemente con frenar el aumento ya puedes conseguir mejorar tu salud y no se trata sólo de abordar cuestiones de alimentación y ejercicio físico. Es importante revisar muchas otras cuestiones que no se solucionan con una “dieta de cajón”. Mereces un acompañamiento personalizado y un entorno en que te sientas seguro/a y te ayuden a superar los obstáculos que se vayan presentando en un proceso largo y complejo.

Desde el enfoque de la psiconutrición el tratamiento de la obesidad contempla las variables nutricional, psicológica y también social, prestando atención a todos los estigmas que esa problemática genera. El componente psicoeducativo es también fundamental para comprender los hábitos alimenticios y su conexión con las emociones, el autoconcepto, la autoestima y la relación con la imagen corporal. Desde esa perspectiva es fundamental encontrar las motivaciones que tiene cada persona para abordar el cambio y la exploración de las propias limitaciones, recursos y habilidades para perseguir sus objetivos.

 

Noemí García Psicóloga

Mariana Álvarez Dietista-Nutricionista

 

(Foto: Louis Hansel)