Ataques de ansiedad: ¿cómo detectarlos?

Cierto nivel de ansiedad es parte normal de la vida y de la experiencia humana. Nos ayuda a prepararnos, a estar alertas y poner nuestros cinco sentidos en la iniciación de nuevos proyectos, de experiencias desconocidas o de conflictos que requieran una resolución por nuestra parte.

El problema viene cuando esta ansiedad se hace muy intensa o se mantiene en el tiempo, y es desproporcionada respecto al peligro real que podamos estar enfrentando. A veces puede desencadenarse sin existir un peligro evidente.

Existen muchas formas en que se puede manifestar esta ansiedad más problemática, y una de ellas es la que se conoce como “ataques de pánico” o “ataques de ansiedad”.

Los ataques de ansiedad son episodios intensos de malestar, en donde la persona experimenta mucho miedo o incluso pánico, y que suele darse y resolverse en cuestión de minutos. Suelen experimentarse los siguientes síntomas:

  • Sensación de catástrofe inminente
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Taquicardia
  • Temblores
  • Sudoración
  • Mareo o sensación de inestabilidad
  • Miedo a perder el control o a enloquecer
  • Miedo a morir

Los ataques de ansiedad son una experiencia angustiosa y desagradable, pero hay que tener muy presente que NO ES PELIGROSA. Es como si temporalmente nuestro sistema de alarma se hubiese vuelto muy sensible y experimentamos sensaciones de peligro aunque no las haya. Y afortunadamente existen hoy en día recursos para tratarlos y prevenirlos, como son:

  • Las técnicas de respiración
  • Las técnicas de relajación
  • La meditación o el mindfulness
  • La medicación (que debe ser siempre pautada por profesionales de la salud)
  • La psicoterapia, que puede ayudarnos a identificar y a atender los conflictos o situaciones subyacentes a estos ataques de ansiedad, que no dejan de ser un síntoma de algo más profundo que necesita ser cuidado.

 

El equipo del Centro Terapéutico Gaztambide17 ofrece un espacio cálido y seguro, en el que acompañamos a personas que estén atravesando momentos vitales en donde la ansiedad esté generándoles un grado importante de sufrimiento e incluso de incapacitación. Acompañamos a cada persona a atender sus heridas profundas, sus creencias o comportamientos limitantes, las experiencias vitales que pueden estar en la raíz de la ansiedad. Ofrecemos apoyo desde la psiquiatría, la psicoterapia, el mindfulness, el trabajo psico-corporal y emocional.

(Imágen: Remi Walle)